Noticias

El consejero de Territorio y Sostenibilidad ha visitado hoy la recta final de las obras de emergencia para restituir el funcionamiento de la ITAM Tordera

Visita HC Calvet obras ITAM Tordera 2
28/05/2020

La instalación se podrá reactivar antes de que acabe el mes, garantizando el equilibrio en la gestión de los recursos hídricos de la zona, con una inversión prevista cercana a los 8 millones de euros que servirá para reparar la captación de agua de mar.

El consejero Calvet ha destacado que "La reparación de la desalinizadora del Tordera es una obra orientada a la Agenda verde que nos permitirá estar más preparados para futuras emergencias". Además, también ha anunciado que las obras del puente del Tordera, que debían finalizar el mes de diciembre, se adelantarán hacia octubre, después de encontrar soluciones constructivas que lo han hecho posible.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, acompañado por el alcalde de Blanes, Ángel Canosa, y por el director de ATL, Josep Andreu Clariana, ha visitado hoy las obras de emergencia para reparar la captación de agua marina de la desalinizadora del Tordera, ubicada en el término municipal de Blanes, en la comarca de la Selva.

Calvet ha destacado que "se trata de una actuación que forma parte de la obra pública orientada a la Agenda verde, lo cual es importante para tener un país más preparado para nuevas emergencias". Así, ha insistido en que "una circularización de una materia prima tan importante como es el agua, nos ayudará a tener un país más preparado".

El consejero ha puesto en valor que "a pesar de la emergencia sanitaria hemos podido continuar esta obra fruto de la emergencia climática del temporal Gloria". En este sentido, ha destacado la "complejidad técnica" de la actuación, y aseguró que "estará en funcionamiento a finales de junio".

Aún quedará obra, dijo, porque "se encuentra en un espacio natural, y haremos obra de escollera y revegetación que la harán más integrada y utilizable desde el punto de vista cívico".

Asimismo el consejero ha subrayado que "queremos ir más allá, y dotar de robustez al sistema de abastecimiento y garantizar la función ecológica del río Ter". En este sentido, ha recordado que "presentamos hace unos meses un planteamiento para cuadruplicar las actuales cifras de la desalinizadora, y pasar a lo largo de los próximos años de 20 a 80 hm3 / año, una pieza fundamental de los acuerdos de la Mesa del Ter".

Durante la visita, Calvet también ha anunciado que las obras del puente del Tordera, que debían finalizar el mes de diciembre, se adelantarán hacia octubre, después de encontrar soluciones constructivas que lo han hecho posible.

Los trabajos siguen el calendario previsto y la planta volverá a funcionar antes de que comience el verano, según anunció hoy el titular de Territorio y Sostenibilidad.

El paso del temporal Gloria, a finales de enero, provocó la rotura de la mota del río Tordera, por debajo de la cual transcurren dos tuberías de 900 milímetros de diámetro que llevaban el agua de mar hasta la planta desalinizadora y una tubería de 1000 milímetros de diámetro que transportaba la salmuera de rechazo. En consecuencia, la planta tuvo que detener su funcionamiento hasta que no se procediera a la reparación de este tramo de tubería.

Los trabajos de reparación, declarados como obras de emergencia y con un presupuesto cercano a los 8 millones de euros, prevén la reposición de la mota y de las tuberías dañadas, así como la construcción de unas arquetas de conexión entre los tramos de la nueva tubería y los tramos de la conducción que la riada no afectó.

Durante los trabajos de reparación, que se iniciaron a finales de febrero, se está llevando a cabo un cuidadoso seguimiento de las obras para conseguir una buena integración ambiental y, cuando finalicen, se realizará una restauración de los espacios afectados.

Una vez la planta esté reparada, se podrán garantizar las demandas de la zona con el agua desalinizada y el recurso proveniente del acuífero del Tordera, haciendo posible una gestión flexible y equilibrada de los recursos hídricos.

La desalinizadora del Tordera entró en funcionamiento en 2002 con una capacidad de producción de 10 hm3 / año de agua potable y construida para reducir la sobreexplotación del acuífero del Tordera. A partir de 2011, la planta duplicó su capacidad -hasta los 20 hm3 / año- y se conectó a la potabilizadora del Ter (Cardedeu), para poder aportar agua al sistema Ter Llobregat.

Dentro de los acuerdos de la Mesa del Ter, se prevé que la planta incremente su producción hasta los 80 hm3/año.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y facilitar el uso de la web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o sabecómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies.